5 Consejos para mejorar la tipografía

La tipografía es uno de los elementos más usados de la web, piensa en ello, a menos que sea Youtube o Flickr, lo más probable es que tus visitantes vengan por el contenido de texto. Así que ¿Por qué tratar el tratamiento de texto como un elemento secundario?

Una buena tipografía ordena la página y aumenta la legibilidad, permite a las personas procesar la información con mayor rapidez.

Cuanto más legible sea más felices estarán tus visitantes, y eso significará que puedan volver, que dejen comentarios, que compren tus productos y compartir el sitio con sus amigos.

Vamos a ver 5 soluciones para mejorar la tipografía de nuestro sitio Web:

1.-  Usa una hoja de estilos CSS.

Puede parecer una tontería pero es importante, no hay dos navegadores que utilicen los mismos valores predeterminados para una misma presentación. Las diferencias en el relleno, márgenes, encabezados, etc. están fuera de control. Si quieres que el diseño de tu sitio web sea más consistente para los navegadores web vale la pena usar una hoja de estilos CSS.

2.-  Observa tu medida

Medida se refiere a la longitud de una sola línea de tipografía. Una línea más larga significa una medida más. Los estudios han demostrado que para mejorar la legibilidad, ejecutando columnas de texto, el cuerpo del texto principal debe estar en alguna parte entre 45 a 75 caracteres  incluyendo los espacios. Esta es una de las razones en las que las columnas se expanden y se contraen dependiendo del ancho del navegador y dificultan su visión.

Debemos tener en cuenta la cantidad de espacio en blanco entre líneas de texto, para controlar esto usamos la propiedad CSS  de line-height.

3.- El espacio entre elementos

No se trata solo de tu texto, sino también del espacio que lo rodea. Muy poco espacio hace que el texto sea difícil de leer, pero también lo hace demasiado. La clave es encontrar un equilibrio que haga que nuestra vista se deslice de un elemento a otro sin problemas.

Uno de los errores más comunes es el de llenar cada centímetro de espacio en blanco, el espacio en blanco se refiere al vacio alrededor de tu contenido, y es crucial. Si echamos un vistazo a una revista bien diseñada veremos que pese al dinero que les cuesta imprimir cada página, dejan abundante espacio en blanco alrededor del texto. La página estará en equilibrio y el ojo se moverá de espacio en espacio con eficacia.

Además de ajustar la línea de altura tenemos que aumentar el relleno y los márgenes. A menos que quieras hacer un truco visual loco, siempre debe haber una buena cantidad de espacio en blanco alrededor del texto. No dejes que se tropiece con otros elementos como imágenes, deja que tus contenidos respiren.

4.- No uses fuentes locas

Una buena regla es la de no usar más de dos tipos de fuentes en su sitio web. Dos tipos pueden ser muy elegantes pero usar más de dos puedes crear una confusión innecesaria. Del mismo modo evitar el uso de demasiados tamaños de fuentes y colores.

Aunque podemos establecer cualquier tipo de fuente como predeterminado, debemos resistir la tentación, las fuentes decorativas deben ser solo para los titulares ya que afectan a la legibilidad. ¿Te imaginas leer un libro todo escrito en comic sans?

Al crear pilas de fuentes, debemos tener en cuenta el tamaño de su pareja. Algunas fuentes que pueden parecer similares son totalmente distintas en tamaño. Arial y Verdana son un claro ejemplo de esto.

Independientemente de las fuentes que quieras usar asegúrate de que no es pequeñita, sé que es duro, el texto pequeño se ve bien pero debes pensar en los usuarios. Mantén el cuerpo del texto por encima de 12 px. Si insistes en que sea pequeña, por lo menos el tamaño que sea el del uso relativo del I.E 6.0 que no podrán hacerlo más grande.

5.- No descuides la información

Agregar información al sitio es muy sencillo ¿verdad?, se trata de copiar y pegar, ¡pues no! Esta es una trampa en la que caen muchos diseñadores de páginas web.

Incluso aquellos de nosotros que diligentemente agregamos etiquetas de título, que  formateamos cada párrafo y organizamos listas con sumo cuidado, olvidamos algunos errores tipográficos importantes.