Optimizar la tasa de conversión

Por qué preocuparse en conseguir el doble de personas que visitan tu sitio web, cuando puede ser mucho más fácil duplicar el número de ventas a la gente que ya lo visita. Aquí te mostramos algunas maneras de mejorar la tasa de conversión de tu sitio web.

¿Qué es la tasa de conversión?

Es una medida del número de clientes potenciales que van a comprar. En el contexto de un sitio web, por lo general es el porcentaje de visitantes que realizan una compra. Muchos sitios web se concentran únicamente en aumentar el número de visitantes que tienen, cuando a menudo tienen problemas bastante simples en su sitio web que, de resolverse, provocarían un enorme efecto en la tasa de conversión y mejorarían los resultados de su sitio con un coste mínimo.

1.- Haz la vida del usuario fácil

Empezamos con algo que parece sencillo, pero para algunas empresas es demasiado complejo hacerlo bien. Un sitio web bien diseñado debe evitar que nadie compre para permitir que el 100% de las personas que quieren comprar lo hagan.

  • Accesibilidad: haz un sitio accesible ya que esto puede afectar a tus ventas, los visitantes pueden encontrar el sitio imposible de usar y por lo tanto ir a otro. Un sitio inaccesible bastante típico podría perder hasta el 5% de las ventas potenciales debido a esto.
  • Los navegadores: muchos diseñadores se centran en un solo navegador, esto afecta a tu sitio ya que puede suceder que no funcione en otros navegadores y por lo tanto perder a los clientes potenciales que hacen uso de ellos.
  • Usa la negrita: ¿Qué sucede cuando un usuario compra un producto? Lo agrega a una cesta de la compra. ¿Cómo es añadir? Hacer clic en un botón o enlace. ¿Qué sucede cuando no ven el botón? Que se van a otra parte. Destaca y haz visibles estos botones.
  • Usabilidad: si tus clientes desean saber más antes de comprar, ¿es evidente a donde ir para encontrar las especificaciones técnicas del producto? ¿Están en línea todos? ¿Están en formato PDF? ¿Pueden incluso los usuarios encontrar tu producto en primer lugar?

Cuando se combinan todos estos problemas se vuelve bastante claro lo fácil que es tener un sitio con bajo rendimiento. Haz clic en tu sitio de acceso, asegúrate de que se puede utilizar, de que funciona en los navegadores más comunes, haz las llamadas a la acción claras y sin ambigüedades.

2.- Se claro y conciso

Si tienes un producto fuera de stock, dilo. Pocas cosas molestan a los usuarios tanto como leer todo acerca de un producto que está buscando, añadirlo al carrito e iniciar el proceso de pago para acabar descubriendo que el producto no está realmente disponible.

Lo mismo sucede con los precios, ten en cuenta los gastos de envío. Es importante mostrar el precio del producto y los gastos de envío para cada país.

3.-  No pierdas tiempo

Uno de los errores más grandes  es pedir demasiada información. Su proceso de conversión puede ser la venta o una solicitud de información. En cualquier caso no pierdas el tiempo del usuario pidiendo cosas que no necesitas saber. Esto es, por supuesto, doblemente importante  cuando se trata de pedir la información privada de un usuario.

4.- Ayuda al usuario

La mayoría de la gente es muy cautelosa a la hora de comprar en línea. Hay un montón de gente que realmente no debería recibir la información de la tarjeta de crédito, es importante dar al cliente potencial todas las razones para confiar en ti.

Una dirección, un teléfono en el que la gente contesta, ayuda. Mostrando una política de privacidad y explicando claramente los procesos de envío también pueden ayudar al usuario a confiar en ti.

El diseño y el contenido también juegan un papel importante en esto, un mal diseño emite un comportamiento poco profesional. Si una empresa no puede permitirse el lujo de un sitio web decente, o no gastar el dinero en él, ¿cómo puede un usuario asegurarse de que su pedido será tratado con la importancia que se merece?

5.- Mantener informado al usuario

Cuando alguien compra algo en línea, quiere saber cuándo va a llegar a su puerta. La gente está impaciente después de todo. Darles un plazo de entrega estimado durante el proceso de compra es un buen comienzo. Enviar un correo electrónico cuando su producto se distribuye o darles un número de seguimiento si se utiliza un servicio de distribución que apoya el seguimiento en línea es aún mejor. Mantener informado al usuario en cada paso del proceso, antes y después de la venta, tanto como sea posible.

6.- ofrecer diferentes opciones de pago

Puede sonar obvio, pero debes ofrecer al usuario una selección razonable de los métodos de pago. No todo el mundo tiene una tarjeta de crédito, y los que la tienen no siempre quieren usarla. Tú no tienes que aceptar cheques, pero al momento de decidir sobre los métodos de pago, considera alternativas a los métodos habituales. Haz la vida fácil al usuario y dales lo que quieren.

7.- Ser memorable

Un buen sitio incluirá información (artículos, consejos, comentarios, etc.) toda la ayuda que el usuario necesite al comienzo de su proceso de compra. Los usuarios comienzan con la investigación en línea si tu puedes ponerte en contacto con el usuario en esta fase de su proceso, y dar una impresión favorable, hay una buena probabilidad de que regresen y te compren algo cuando finalmente se deciden a hacer una compra.

El ser memorable, y asegurarte de que te quedas en la mente del usuario, depende de muchos factores. Debes tener una USP (véase el punto siguiente), y la marca es importante (no es bueno si sus visitantes recuerdan por qué eres interesante, pero no recuerdan tu nombre), así como la calidad de tu sitio y la información.

8.- Conoce tus USP

Por último, el punto más importante de todo – tu único punto de venta (Unique Selling Point). Tu USP es lo que te distingue de tu competencia. Si un visitante va a varios sitios en busca de un producto, ¿por qué decidirse a comprarte a ti en lugar de algún otro sitio?

Muchas empresas no conocen sus USP. Casi todas las empresas tienen una, pero no todos son conscientes de ello. Si tú tienes un negocio familiar, es un potencial USP. Gran servicio al cliente, precios bajos, productos que no se puede comprar en otros lugares, la entrega gratuita, un gran apoyo – todos estos son proveedores del servicio universal.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *